More Colonized than the Colony/ Mas colonizadxs que la colonia

This was me five years ago, recently arrived in Boriken from Brooklyn.  Looking younger, innocent, filled with hope and possibility for what was ahead. Clueless of the challenges, the battles, the cantazos and cocotazos that were to come.  Face not yet framed by a crown of white hairs. Baby boys smaller and chubbier.

A world of change has happened since then. I see its burden written into the lines of my face, carry its weight between the aching joints of my bones. For however tender those moments captured in those early photos, light and alive, I have no desire to go back.  The burden is a beautiful one. It has been my greatest teacher. It has singlehandedly shaped and evolved me more than any other experience in this lifetime.  It also has cradled and cushioned all other parts of me and my lived experiences. Here she, this land, weaves these all together.  She spreads me whole as a quilt beneath the sun like the sands at her shore. I cannot lay down my burdens, neither there nor at the riverside. Though heavy, there within lie the keys to my liberation. So, I carry it, study it, contemplate it, learn from it.

I take fists full of these burdens, drop them into the pan then sift them beneath the river’s surface. My feet stand firmly suctioned to her mud of red clay. Conquest, tragedy, trauma, fear and hate float out into the water as dust clouds. Left in my pan, sparkling in the sun, are gold flakes of love, courage, triumph, compassion, humility, humanity, growth, elevation, expansion, peace, gratitude with which I forge a monument to my own liberation.  All the while, the colonial dust floats down river, spreads out at the mouth, then rolls in the turquoise and white surf of the sea, to be disposed of and disappeared.

This ain’t about where I was born or raised; which side I claim or represent most; which side claims me most.  This is all about me laying claim to my ancestral motherland.  A place I thought was colonized and dependent. A place I was to help save.  I carried this narrative till I landed here in my 39th year. It was only here that my reflection in her rivers revealed me to be more colonized, more dependent that any land. I stopped judging. She revealed the true path towards my liberation, and I got to walking.

The moral of the story: We will save nothing and no one without doing the work of decolonizing our own damn selves. 


firstbdayrematriated

Esta era yo hace cinco años, recién llegada a Borikén de Brooklyn.  Lucia más jovencita, más inocente, llena de esperanza por las posibilidades del porvenir. No tenía idea de los retos, las batallas, los cantazos y cocotazos que venían.  Mi cara todavía no había sido marcada con una corona de canas. Mis bebos más chicos, más gorditos.

Todo ha cambiado un mundo desde ese entonces. Lo veo marcado en las líneas de mi cara. Siento la carga entre las adoloridas articulaciones de mis huesos. Por lo más tiernos, livianos, vivos, esos tempranos momentos de mi rematriación, jamás deseo volver.  La carga es hermosa. Ha sido mi mayor maestra. Mas que todo, me ha formado y me ha evolucionado más que cualquier otra experiencia de esta existencia.

Esto ha sido un nido para todas las partes de mi ser. Aquí ella, esta tierra, va tejiendo todas estas partes mías. Luego me tiende completa bajo el sol como las arenas de sus playas. No puedo dejar mi carga ni ahí, ni en las orillas de sus ríos. Aun siendo muy pesada la carga, dentro de ella están las llaves de mi liberación, pues cargo con ella. La estudio, la contemplo, aprendo de ella.

Cojo puños llenos de estas cargas y las hecho dentro del sartén. Lo remuevo todo bajo la superficie del agua. Mis pies firmemente planteados en el rojo barro del río. La conquista, la tragedia, el trauma, el miedo y el odio salen como polvo oscuro, flotando en las aguas. Dentro de mi sartén permanecen el amor, la valentía, el triunfo, la compasión, la humildad, la humanidad, el crecimiento, la elevación, la expansión, la paz y el agradecimiento. Brillan como pepitas de oro bajo el sol. Con ellas construyo un monumento a mi propia libertad. La corriente se lleva el polvo colonial lejos de mí. Lo hecha al mar donde hace maromas con las olas blancas y turquesas. Luego de ser regado, se deshace y desaparece.

Esto no tiene que ver con donde nací ni donde fui criada; con cual lado más reclamo o más represento, ni con cual lado más me reclama a mí.  Esto tiene todo que ver con reclamar a mi tierra ancestral. Un lugar que pensé era colonizado y dependiente. Un lugar que yo iba a ayudar y salvar.

Cargué con ese cuento hasta aterrizar a los 38 años. Fue solo aquí que mi reflejo en sus ríos reveló que yo era más colonizada y dependiente que cualquier tierra.  Y deje de juzgar.  Me reveló el verdadero camino hacía mi propia liberación y me puse a caminar.

La moraleja del cuento: Los colonizadxs no salvamos a nadie sin empezar a descolonizar a nosotrxs mismxs.

2 thoughts on “More Colonized than the Colony/ Mas colonizadxs que la colonia

Add yours

  1. Interesante uso de la repetición con variantes del texto.
    ¿Qué es colonización y qué es descolonizarse? ¿Cómo los definirías?
    NO juzgar es el Método. Felicitaciones.

    Like

  2. Saludos y gracias. Es un nuevo esfuerzo de traducir todo y presentarlo en ambos idiomas. Un reto interesante. La mayoría de las veces necesito pensar cada concepto de nuevo a ver como mejor expresarlo en cada lengua, y a veces requiere cambiar a otra idea. En cuanto a la colonización es la condición política actual de mi país que lleva mas de 121 años bajo el control estadounidense. Se supone que descolonizarse sería terminar con tal estatus político (creo en la independencia) pero también tiene que ver con todo lo que hemos internalizado como resultado de la conquista. Eso de creernos inferiores, el odio propio. Eso de pensar que somos incapaces de auto gobernarnos. De no confiar en nuestra propia gente ni en nosotros mismos. En ese sentido va más allá del colonialismo y habla de una esclavitud de nuestros seres. Es una enfermedad que llevamos en nuestros seres. En lo que externalizamos todo eso de combatir el colonialismo, la mayoría de las veces diría yo, se nos olvida que la conquista se conlleva en nuestros propios seres mas que nada. Pues mi proceso de “rematriacar” se ha enfocado en eso mayormente.

    Like

Leave a Reply to artistyasminhernandez Cancel reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: